La flota española incrementa su profesionalidad

  • Viernes, 07 Julio 2017 18:41
  • Written by 

El 67 % de la flota española de pesca que estuvo activa en 2016 faenó más de 90 días, lo que supone un incremento de la profesionalidad, según el Informe Anual de la Flota Pesquera Española presentado al sector por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Al terminar el año 2016 la flota estaba compuesta por 9.459 buques, de los que el 88 % (8.354) realizaron actividades pesqueras en el año y 1.105 permanecieron inactivos, de ellos 974 de la flota artesanal. En total causaron baja 136 buques, sin ninun tipo de ayuda, principalmente de artes menores y arrastre de fondo y se contabilizaron 51 altas. Esto supone una disminución de la capacidad de 3.733,59 GT y 7.353,38 KW, por lo que la administración considera que la reestructuración de la flota se está realizando de forma adecuada.

El 71,1 % de los buques de la flota española tienen menos de 12 metros de eslora, un 20,7 % entre 12 y 24 metros y sólo un 8,2 % tiene más de 24 metros, esto permite calificar la flota como artesanal en su mayor parte. La edad media de los barcos es de 30 años, si bien los artesanales tienen una media de 35 años; los que miden de 12 a 24 metros, unos 20 años, y los de más de 24 metros, unos 16 de edad media.

El informe recoge que de los 8.354 buques activos en 2016, el 45 % corresponden a flota polivalente artesanal, un 22 % a dragas y rastros manuales, un 11 % a arrastre, 6% a cerco, 7 % a anzuelo incluido palangre de superficie y 5 % a enmalle.

El 95,1% de estos buques activos ejercieron su actividad en aguas del caladero nacional, un 1, 2 % en aguas de la UE y un 1,27 % que operan al amparo de acuerdos bilaterales y otro 2,38% mediante ORPs o licencias privadas que faenan en el Índico y en el Pacífico.

El informe destaca como logros de 2016 el sistema eficiente de gestión con bases de datos coordinadas que recopilan la información de la flota; la finalizacion del plan de acción para subsanar las deficiencias del sistema español de control de pesca que ha sido el primero de la UE que concluye con éxito o las campañas de selectividad a bordo de buques comerciales para la aplicación de la política de obligación de desembarques.

Los puntos débiles son la necesidad de mejora de intercambio de información con otros organismos de pesca marítima y de progresar en los sistemas para el control de la información remitida por los operdores con el establecimiento de más y mejores filtros automáticos que alerten de información incongruente en tiempo y en forma.

Se refiere al inicio del desarrollo de una estrategia de competitividad para el sector pesquero y a la continuación de la política de cambio del modelo de gestión de cuotas hacia un reparto individal más desagregado. 

También valora la instalación plena del DEA en la flota pesquera lo que supone que 1.879 buques nacionales transmiten diariamente 5.016 mensajes al Centro de Comunicaciones con datos sore actividades pesqueras, notificaciones, desembarques, notas de venta y documentos de transporte.

Durante el año 2016 los servicios de inspección han contado con 97 inspectores, 4 helicópteros y 3 aviones, 3 patrulleras de altura propiedad de la armada, 7 patrulleros ligeros cedidos en uso a la Guardia Civil y 2 embarcaciones cedidas en uso a las CCAA, además de 25 vehículos terrestres.

Por otra parte, el Centro de Seguimiento Pesquero ha controlado vía satélite de forma permanente a 2.025 buques españoles que fanean en caladeros de todo el mundo.

Respecto a las infracciones y sanciones, la administración ha elaborado 1.019 resoluciones de experdientes sancionadores enmateria de pesca marítima en aguas exteriores, de los que 634 han supuesto sanción.

El informe analiza la situación de las flotas y constata que todas las que faenan en el Atlántico Norte han mejorado sus rentabilidades; en el Mediterráneo señala que la situación de los stocks ha determinado el inicio de un plan de acción conjunto.

En otras regiones de pesca explica que la flota de arrastre mantuvo su buena situación economica, mientras que los atuneros cerqueros congeladores bajaron su rentabilidad debido al incremento de los costes variables y mejoraron los de anzuelo y palangre de superficie.

En Canarias faenaban 629 buques pero sólo 223 lo hicieron más de 90 días al año lo que pone de manifiesto una alta inactividad y venta directa desde los pescadores al consumidor final.  Destaca el desequilibrio de la flota polivalente con un fuerte incremento de costes fijos, una disminución de ingresos y sobrecapacidad estructural. Destaca que la flota de anzuelo comienza a mostrar dependencia de patudo del atlántico.

  • 976
  • Last modified on Viernes, 14 Julio 2017 08:22

Últimas noticias